El público coyhaiquino mostró un gran interés en este festival y completó el aforo en cada una de las presentaciones pese a las restricciones sanitarias que afectaron la comuna.

Con una emocionante presentación en conjunto entre el Cuarteto Latinoamericano y el Cuarteto Artes, se realizó el cierre del 8° Festival Internacional de Música en la Patagonia (FIMP), en donde se destacó el regreso del público a los escenarios.

Esto fue particularmente destacado por la organización del FIMP, luego de tener que hacer una versión totalmente virtual en 2021, en donde se pierde la experiencia de ver tocar en vivo a músicos de destacada trayectoria.

“A pesar de las circunstancias sanitarias, de estar en fase 2 en Coyhaique a tres días de comenzar el festival, fue todo un éxito”, señaló Carla Nahuelhual, parte del equipo organizador del festival. “Siempre tuvimos aforo completo, aunque no fue lo que quisiéramos considerando el nivel de los conciertos y los músicos que tuvimos, ya que hubiésemos esperado que pudiese acceder más gente. De todas maneras, el interés del público siempre fue muy presente, tuvimos que hacer listas de espera y las personas llegaban antes del concierto a ver si aún quedaba alguna entrada. Logramos cumplir con que nadie quedara afuera, respetando las medidas sanitarias”.

Fotografía: Matías Pizarro

El Festival Internacional de Música en la Patagonia es organizado por la Fundación Internacional para la Música en la Patagonia y patrocinado por la Agrupación Musical FIMP. Esta octava versión, es gracias a un proyecto financiado por el Fondo para el Fomento de la Música Nacional, Convocatoria 2022 y por el 6% de cultura del Fondo Nacional de Desarrollo Regional del GORE Aysén.

Uno de los músicos que se presentó en esta oportunidad, y que ya había participado en anteriores ediciones, es el pianista argentino Jorge Pepi Alos, quien se ha destacado internacionalmente como compositor y que actualmente reside en Chile, destacando el nivel del festival y la importancia de que éste se haga en una ciudad como Coyhaique.

“Encuentro fundamental que se haga este evento, por eso volví luego de haber participado anteriormente, porque es muy interesante para todos nosotros. Cuando tenemos la presencia de los estudiantes es más interactivo, así que esperamos que eso pueda volver una vez pasada la pandemia. Y que sea en una ciudad pequeña y perdida en la Patagonia lo hace más importante todavía. Así que es fundamental lo que están haciendo los organizadores con este evento de muy alto nivel humano y artístico”, destacó Jorge Pepi Alos.

Por su parte, el destacado guitarrista regional Juan Mouras, también se mostró contento de participar en el festival y envió un mensaje a los jóvenes de la región que quieren aprender algún instrumento, pero que no saben cómo hacerlo. “El aprendizaje es un camino lento, pero la constancia y el trabajo diario es lo que va dejando huella. A los jóvenes coyhaiquinos, les digo que espero que sepan que actualmente existen muchas instancias para poder formarse. Hay mucha información en internet y en la región existen profesores y profesoras que pueden enseñar desde un instrumento musical a canto, así que deben tratar de encontrarlos y avanzar en ese camino”.

40° ANIVERSARIO DEL CUARTETO LATINOAMERICANO

Uno de los conciertos que sin duda destacó en este octavo FIMP, fue la celebración de los 40 años del Cuarteto Latinoamericano, una agrupación fundada en México y que se ha destacado internacionalmente, llegando a ganar un Grammy por su trabajo.

Saúl Bitrán, primer violín del cuarteto, manifestó su agrado por celebrar este aniversario en Coyhaique y destacó el nivel y organización del festival. “La maravilla de la buena música es que te sientes en casa en cualquier lugar del mundo cuando hay una buena sala, un público entregado y una organización fantástica como la que hay aquí, con lo que puedes recrear tu propio universo en cualquier lugar. Si bien estamos en el extremo del mundo y fue un largo viaje para acá, me siento absolutamente en casa, además de que tengo origen chileno. Pero no es sólo eso, es que reconozco todo lo que veo acá, porque es gente que trabaja en pos de la música y lo hace con convicción, con placer y con amor, y eso me hace sentir en casa en esta maravillosa ciudad”.

Además de los músicos antes mencionados, en esta última versión del FIMP se presentó la pianista brasileña Viviane Bodaczny, los guitarristas Juan Antonio “Chicoria” Sánchez y Alejandro Cortés, y los músicos regionales Andrés Guerrero, Ignacio González, Ricardo Bahamondez y Patricia Araya.

Todos los conciertos y las conversaciones llevadas a cabo durante el 8° Festival Internacional de Música en la Patagonia pueden ser encontrados en el canal de Youtube FIMP Coyhaique.

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: